Productos tóxicos en el hogar

por Teresa
0 comentario

Estoy enganchada a las revistas de decoración, me encanta pasar algún rato del fin de semana ojeándolas, bueno siendo sincera las leo de cabo a rabo y a veces las repaso varias veces.

Vamos que soy poco friqui del tema “decoración de casas”.

Además, de vez en cuando encuentro algún artículo muy interesante.

La semana pasada tropecé con uno, que me pareció que merecía la pena difundir.

Hablaba de la toxicidad de los productos de limpieza.

¿Quién no se ha pillado un dolor de cabeza del diez, después de hacer una limpieza profunda en el cuarto de baño?. A mí por lo menos me ha pasado.

Conozco algún caso que ha terminado en urgencias por una intoxicación.

Si en la casa además hay niños pequeños, hay que tener más cuidado, ya que ellos son más sensibles a la toxicidad de un producto de limpieza mal empleado.

¿Utilizamos correctamente los productos de limpieza?

productos toxicos en el hogar

Ahí van una serie de consejos para que su empleo no tenga consecuencias desagradables.

1º Siempre que puedas, utiliza productos naturales

El vinagre o el limón son unos desengrasantes naturales magníficos. Resultan económicos, respetuosos con el medio ambiente y eliminaremos peligros en nuestro hogar.

productos de limpieza naturales

 

2º No reutilices envases

A veces ocurre que nos queda un poco de producto, y el envase original es muy grande.

¿Qué hacemos? Lo cambiamos a otro frasco más pequeño y así nos queda más espacio en el armario.

Pero esto tiene mucho peligro, no será el primer adulto que bebe un trago de cerveza cuando descubre que en la botella lo que hay es lejía.

Ni siquiera deberíamos hacerlo, aunque le pongamos una buena etiqueta identificativa.

Con los niños puede ocurrir que si el envase le suena a algo que hayan tomado alguna vez… o que han visto tomar a un adulto, aquí una etiqueta no salvará del peligro.

Y los adultos a veces vamos en modo automático y podemos confundirnos.

envases reciclados

3º Guárdalos siempre en un lugar seguro

Donde los niños no puedan acceder.

 

4º Recuerda que el momento más peligroso es cuando lo estamos utilizando

En ese momento una distracción como una llamada telefónica o alguien que llama a la puerta… y ese limpiador con un envase de color superllamativo, para el niño será como un juguete fantástico e intentará cogerlo.

5º Utiliza siempre los productos por separado

Los productos químicos que por separado son inofensivos mezclados pueden hacer reacciones tóxicas para las personas y animales de una casa. Los niños son especialmente susceptibles a estas reacciones.

6º Nunca, nunca mezcles…

•    Lejía con amoniaco… desprenderá un gas extremadamente toxico, la cloramina.

•    Lejía con algún detergente de lavavajillas puede producir gas mostaza.

•    Lejía con un limpiador de baño, también produce cloramina.

•    Lejia con vinagre, por la misma razón que no se debe mezclar con amoniaco ni ningún producto ácido.

•    Lejía con alcohol, dará como resultado el ya conocido cloroformo

•    Vinagre con bicarbonato, en un recipiente cerrado puede provocar una explosión

•    Vinagre mas agua oxigenada, la mezcla resulta muy corrosiva, dando acido paracético

•    Dos desatascadores distintos, alguna vez cuando no nos funciona un desatascador probamos con otro distinto si el uno esta hecho a base de acido cloridrico y el otro a base de lejía, tendremos los vapores anteriormente mencionados.

Ante un consumo accidental también recomendaría…

1º Tener bien visible el número de teléfono de toxicología

91 562 042

Igual que tenemos en la nevera el número de teléfono de nuestro restaurante o pizzería favorito, deberíamos tener bien visible este número.

Cierto es que suele aparecer en los envases de los productos de limpieza, pero os aseguro, que encontrarlo entre tanta información de la etiqueta resulta más que complicado.

Si a eso le añadimos, que puede ser una situación de angustia, ante una ingesta accidental de un niño, no lo encontraréis seguro.

telefono toxicologia

2º Cuando llaméis hacerlo con el producto delante

Puede ser que necesiten alguna información sobre su composición, fecha de caducidad,etc…

Os darán las primeras indicaciones de cómo actuar.

3º Si decidís ir a un centro sanitario, llevaros el producto que se ha ingerido.

Por supuesto, esto también sirve para medicamentos.

4º Por norma general no se recomienda provocar el vómito ni dar alimentos.

Y COMO SIEMPRE EN TEMAS DE ACCIDENTES LO PRIORITARIO ES PREVENIR

0 comentario

You may also like

Deja un comentario