Mi bebe no duerme. De 0 a 6 meses

por Teresa

Junto con la alimentación, el sueño es uno de los temas que más tiempo ocupa en nuestras consultas.

Es un tema extenso de tratar, y las pautas variarán según la edad.

Así que creo que lo más práctico será escribir varios posts.

 

El sueño en bebés de 0-6 meses

El cansancio de los papás de un bebé chiquitito, se refleja en sus rostros cuando vienen a las primeras revisiones.

Lo habitual es que su bebé, en esta edad, se despierte cada 2- 3 horas, por lo que los padres no descansan.

La pregunta más frecuente, casi siempre es…. ¿es normal?

¿Donde ha quedado el tópico?, ¿“dormir como un bebe”?

Pues desconozco de donde ha salido la frasecita en cuestión, pero os garantizo que un bebé se despierte tres o cuatro veces por la noche es normal, lo raro es que no se despierte.

Solo un 15% de los bebés de esta edad duermen de tirón unas 5 horas… eso quiere decir que el 85% restante, se despiertan más a menudo.

Entender porqué se produce, ayuda a llevar esta situación.

La naturaleza ha dotado a los bebés, en sus primeros meses, de un sueño mucho más superficial que el del adulto.

mi-bebe-no-duerme

Mientras que en el adulto el 30% es de sueño ligero en los bebes es el 50%,

¿Que quiere decir esto? que la mitad del tiempo que un bebe esta durmiendo lo hace en sueño ligero. Luego cualquier pequeño ruido, sensación de hambre o cualquier cosa que les incomode los despertará.

Si lo miramos desde el punto de vista de la supervivencia, la naturaleza ha conformado el sueño del bebe de esta manera por varias razones:

La alimentación en los primeros meses del bebé no puede ser otra que el pecho o la leche maternizada, este alimento se absorbe y se metaboliza rápidamente.

Conclusión:

Un bebé a las pocas horas de haber comido necesitará más alimento o su glucosa en sangre bajará por debajo de lo recomendable (hipoglucemia).

Un sueño profundo podría no captar esta necesidad y que el pequeño no pidiera su dosis de comida, poniendo en peligro su salud.

Lo mismo podríamos decir si baja la temperatura y hace frío, o tiene el pañal mojado…. Y así todo lo que se os pueda ocurrir.

Como veis el sueño superficial es un protector para el bienestar de un niño en sus primeros meses de vida.

Tampoco os llame la atención que un bebé pida de comer más por la noche, que por la mañana…

vuelve a tener una razón muy lógica, pensad que un bebé puede nacer en la India, Africa…

O si hubiese nacido hace unos siglos en nuestro medio y el pequeño se empeñara en comer por la mañana…

mi-bebe-no-duerme

Lo tendría complicado, las madres por la mañana tienen que cuidar del ganado, ir al campo o cuidar a otros niños. Por la noche, cuando todo vuelve a la calma, hará que el pequeño “se despierte” y quiera comerse a mamá por los pies.

Resumiendo, durante estos primeros meses la naturaleza es la que marca los ritmos del sueño de los bebés…

¿Qué podemos hacer?

¿Cómo se puede afrontar esta situación?

Son unos meses. Poco podemos hacer en estos momentos para cambiar los ritmos de sueño de un bebé. Así que mi consejo es adaptarse a ellos, en estos primeros meses.

1º Por el día:

Eliminar de vuestras tareas todo lo que no sea imprescindible hacer.

Un bebé te va a ocupar en su cuidado (darle de comer, cambiarle, bañarle y atenderlo), fácilmente más de diez horas al día… Es imposible que además puedas hacer las mismas tareas que antes de que él naciera. Es imposible, el día no da para tanto, no lo intentes.

Además, tener la comida y cena preparadas, la casa limpia, arreglada para las visitas…. Todo eso es prescindible.

No intentes aprovechar cuando el bebé duerme para sacar faenas del hogar adelante… vas a estar agotada en pocos días y eso no va a beneficiar a nadie.

mi-bebe-no-duerme

Si el pequeño duerme, hazlo tú también….

La mayor parte de las mamás me dicen que lo intentan, pero que en esos momentos no pueden dormirse….

Un consejo que no suele fallar:

Vale, no te vas a dormir, pero no importa… Vas a descansar y durante este tiempo que el bebé duerme tienes prohibido hacer nada… Si te relajas con este pensamiento, es más fácil que al final puedas dormir.

Si tienes en la cabeza todas las cosas pendientes por hacer será más difícil.

¿El sueño se educa?… esa es la pretensión que buscan todos los padres con respecto a sus hijos, ¿no?.

Pues al menos en esta época, esa adaptación les toca a los papás.

 

2º Por la noche, tres fórmulas de descanso:

¿en nuestra cama? Lo que se ha llamado tradicionalmente colecho.

mi-bebe-no-duerme

En nuestra misma habitación en una cunita.

mi-bebe-no-duerme

En su cuna en otra habitación.

Esta es una decisión que tienen que tomar los padres según su propia comodidad, porque ninguna de las tres opciones introducirá malos hábitos en el bebé, ninguna es ni más ni menos peligrosa. Todas pueden tener argumentos a favor y en contra.

Por lo tanto, insisto, el descanso en estos momentos es fundamental por lo que éste será nuestro primer y prioritario objetivo, organizarlo de la manera que vosotros estéis más cómodos y podáis descansar mejor.

3º Observación.

A veces parece que el colchón de la cuna tenga pinchos, porque es dejarlos en él y despertarse llorando como descosidos.

Cuando un bebé acaba de dormirse, en general está todavía en el sueño ligero. Como os dicho, en este momento, cualquier cambio le despertará, y si el cambio no le gusta, protestará.

En estos momentos el bebé continúa con cierta tensión muscular, las manitas permanecen cerradas.

Esperando un ratito más, notareis que los músculos se relajan, las manitas se abren…

Son signos de que ha entrado en el sueño profundo, en este momento tenéis más posibilidades de que al acostarlo en la cuna no se despierte.

Paciencia pues, y no queráis dejarlo en cuanto cierre los ojitos… tendréis que volver a empezar para que se vuelva a dormir.

4º Música blanca, paseos, balanceo, método ommpa-lompa, y otras ocurrencias.

… Pues aquí todo lo que se os ocurra, si os sirve, bienvenido sea.

Por desgracia, no puedo contaros ninguno que funcione siempre.

Pero seguiremos atentos por si surge alguno que lo haga.

 

¿Se puede educar el sueño?

Por lo menos debemos intentarlo, pero eso será a partir de los 6 meses.

Y de eso hablaremos en el siguiente post.

También te puede interesar

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos en este sitio web.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Suponemos que estás de acuerdo con esto, pero en caso contrario, puedes salir si lo deseas. Acepto Leer más

UA-75590074-1