Caries en los dientes de leche

por Teresa

¿Es importante tratarlos?

Cifras de más de un 30% de caries en la infancia, hacen que la caries esté declarada como un problema de salud pública

La dentición en los bebés comienza sobre los 6 meses, el ritmo de aparición y velocidad es muy diferente de un niño a otro, sin que esto suponga ningún problema.

Esta primera dentición, o dientes de leche, se compondrá entre la mandíbula superior e inferior de:

  •  8 incisivos
  • 4 colmillos
  • 8 premolares…

Se mantendrá hasta los 6 años, más o menos,  que es cuando se van cambiando los dientes y premolares de leche, por los definitivos, y comienzan a erupcionar las muelas definitivas. El molar de los 6 años es el primero en aparecer.

Cada vez son más frecuentes en las revisiones de 4 o 5 años ver niños con caries, (1 de cada 3, tiene caries) Pero los padres tienen la sensación de que no es un problema porque son dientes de leche y éstos se caerán.

Pero realmente la caries es una enfermedad y como tal, es fundamental en primer lugar prevenirla, y en segundo lugar tratarla.

El tratamiento de una caries pasa por una reparación del diente por parte de un dentista, y hacer eso con un niño pequeñito es más que difícil.

LA PREVENCIÓN SERÁ EL MEJOR FAVOR QUE LE PODEMOS HACER A NUESTRO HIJO

La caries, un problema de salud

En los últimos 10 años las cifras de niños con caries está aumentando considerablemente.

En los países desarrollados como el nuestro, la caries es la enfermedad crónica más frecuente, superando al asma y la diabetes. Entre los cinco y los seis años, casi el 31,15% de los niños tienen más de un diente con caries. En niños de 3 años el porcentaje se acerca al 20 % y muchos de esos niños no reciben el tratamiento adecuado de dichas lesiones por la falta de colaboración. (1)

Soy consciente de que las imágenes de este post no son agradables de ver, pero os aseguro que no  las pongo por  impactar gratuitamente.

La falta de percepción de los padres, y en general de los familiares de este problema, hace que se nos olvide lo importante que es prevenirlo.

Estas bocas no es raro verlas en las revisiones y siempre en niños que toman alimentos azucarados, bien con azúcar, bien con miel.

Estas fotos, no solo son reales, sino que son muy, muy frecuentes. Y empiezan desde muy poco después de que el niño cumpla un año, cuando no se porque, el decir que un niño puede comer de todo significa «barra libre» de mala alimentación.

Un ejemplo sencillo, un niño que hasta el año tomaba la leche bien de teta, bien de biberón «blanca», en cuanto pasa a la leche de vaca se le añade Colacao o Nesquik, ambos con alrededor de un 70% de azúcar. (2)

El gusto por el azúcar se lo «metemos a los niños» desde muy chiquitines,  cuando evitar los dulces en esta etapa es muy, muy sencillo.

Cuando sea más mayorcito os costará más evitar la comida basura ya que los niños se contajian de lo que ven en otros niños o en otros familiares pero eso será dentro de unos años….Dar a un niño dulces en los 3-4 primeros años de vida, no tiene ninguna excusa ni explicación.

En verano y con estos niños a los que ya les hemos educado el paladar para el sabor dulce, la oferta de zumos, bebidas azucaradas y helados aumenta mucho y abusar de ellos es fácíl.

¿Cuáles son las condiciones para que se desarrolle la caries?

La condición más importante es la presencia prolongada de carbohidratos (azúcares) en la boca, que sucede en los niños que ingieren con frecuencia alimentos/bebidas con alto contenido en azúcares. Esta situación asociada a la escasa o ausencia de higiene oral, no utilizar dentífrico con la cantidad adecuada de flúor y la presencia de defectos en el esmalte no diagnosticados precozmente, favorecen su aparición y gravedad. (1)

Por mi experiencia, sé que si queremos prevenir este problema será muchisimo más importante que no haya azúcares en la dieta, que el cepillado.

Sencillamente porque es francamente dificil conseguir que un niño pequeño se cepille correctamente por sí solo, pero que se deje cepillar todavía es más dificil. Y aunque así fuera desde que me he tomado ese zumo de caja cuando salgo del cole hasta que me cepillo los dientes han pasado horas y el azúcar ha ido deteriorando el esmalte.

Según el colegio oficial de dentistas los siguientes alimentos son perjudiciales para nuestros dientes:

Alimentos perjudiciales

Dulces, bollería industrial y alimentos a base de azúcares refinados.

Seguramente pensareis que un niño pequeñito no toma azúcar en su dieta…

Mirad las siguientes fotografías de sin azucar.org (2)y cuidado con los alimentos supuestamente adaptados para los niños. Mirad la composición, probablemente os daréis un susto.

Carbohidratos que han sido refinados con almidón. Por ejemplo, las patatas fritas industriales, algunos panes y pastas, las galletas saladas y los cereales a base de harina blanca refinada.

Grasas saturadas. El abuso de alimentos que presentan grasas saturadas aumenta el llamado “colesterol malo”, que en la boca puede afectar a través de la inflamación de las encías

Las frutas ácidas y los zumos a base de ellas. (3)

>¿Qué papel tiene el flúor en la prevención de la caries?

El flúor tópico (sobre el diente) es el que ponemos en el cepillo con la pasta dentífrica, el de los enjuagues con productos especiales para ello y el de los tratamientos que una o dos veces al año aplican los dentistas en algunos casos (cubetas de gel o barnices).

Actualmente, los expertos europeos no recomiendan administrar el flúor tomado en casi ningún caso y solo si el agua de bebida de su zona tiene menos de 0,3 ppm (partes por millón) de flúor (información disponible en los ayuntamientos). Este tipo de flúor lo debe recomendar el dentista.

Los tratamientos dentales con geles o barnices de flúor son tratamientos que aplica el dentista en su consulta, solo a niños de riesgo. (4)

En los estudios más recientes se ha llegado a la conclusión de que el efecto local del flúor (flúor tópico) directamente sobre el diente es el que realmente previene las caries, y que el flúor por vía general, ingerido, que llega al diente a través de la sangre, es realmente importante solo antes de que salga el diente, cuando se está mineralizando dentro de la encía, pero es también en esta fase, la de antes de la erupción dental, cuando si hay un exceso de flúor, se produce la fluorosis.

Cuando se comprobó el efecto del flúor en la prevención de la caries, y se supo la cantidad óptima en el agua (1 parte por millón o 1 mg por litro), en algunos países, como Estados Unidos, se empezó a añadir flúor al agua de bebida. El problema es que la cantidad de agua que toma una persona varía mucho según el calor de la zona, sus costumbres, etc. y además hay otras fuentes de flúor, como son alimentos cultivados en zonas con aguas fluoradas, aguas minerales, bebidas, dentífricos (que se ingieren en parte). Por este motivo, en muchos otros lugares no se ha añadido flúor al agua de bebida.

Si como hemos dicho las caries están aumentando, siendo que cada vez hay más productos fluorados. No tendría mucha confianza en que utilizar alguno de estos productos sea determinante para evitar las caries infantiles.

¿Cuánto dentífrico y cuál?

Aqui tenemos otra pregunta muy importante.

Cuando consultéis sobre este tema, os encontrareis con que parece que hay consenso en que el fluor que más previene es el de aplicación tópica, o sea, el que aplicamos sobre los dientes en forma de pasta, colutorios…

Pero a esta aplicación le veo varios problemas

Niños menores de 3 años, casí seguro que se tragarán la pasta por lo que no es recomendable poner pasta en el cepillo de dientes a un niño pequeño.

Como solución, las marcas han sacado pasta de dientes con dosis muy bajas de fluor para evitar el problema. Mi pregunta es ¿si para un niño pequeño no es recomendable esta aplicación de flúor tópico, para qué ponerle pasta de dientes? No he encontrado nada que justifique esta aplicación.

¿Cual es el fin último del cepillado?  Eliminar la placa dental y dejar los dientes limpios de los restos de alimentos.

Creo que en esto ultimo estarían de acuerdo todos los especialistas.

La pregunta lógica después de esta afirmación sería,…

¿Poner pasta de dientes facilita el cepillado?

¿Facilita que se elimine más y mejor la placa dental?

Sinceramente creo que lo contrario, cualquier pasta mezclada con la saliva termina por hacer una espuma que resulta incómoda, nos obliga a estar encima del lavabo, para no andar manchando por todos lados, por lo que el cepillado se hace aburrido, sobre todo para un niño, se acorta su duración y no se consigue lo que al final se pretendía, dejar los dientes limpios y libres de placa.

Según esto, mi recomendación sería, no utilizarla en niños pequeños.  En niños mayores con garantías de que no se la van a tragar, recomendaría hacer primero,  el cepillado sin pasta, mientras por ejemplo jugamos en como hacerlo bien.. con una canción, por ejemplo. En la parte final del cepillado cuando ya nos hayamos asegurado de que los dientes han quedado limpios, se puede poner un poquito de pasta (como un guisante) y hacer un repaso final.

Otra pregunta …

¿Cual es el mejor cepillo de dientes?

Mi respuesta es “el que se utiliza“

No perdais tiempo en elegir el cepillo, emplear el tiempo, en que el niño coja el hábito . Cuando sea una rutina incorporada en su vida y sea un maestro en el cepillado, entonces podrá merecer la pena gastaros el dinero en un maravilloso cepillo.

Chupetes y tetinas

Pues son otros de los responsables de las caries en la infancia, porque se alarga su uso más de lo recomendable.

De hecho hay una caries muy concreta que es la caries del biberón.(5)

Y por lo que sé, es una caries de avance muy rápido que puede destrozar la dentadura infantil.

No asustarse…. Se trata de utilizar ambos recursos, con “cabeza“. Echarle un vistazo al post como quitar el chupete en 5 pasos .

1º Nunca bebidas azucaradas, zumos o cereales en el biberón, tienen un gran porcentaje de azucares.

2º No dejes que el niño duerma con biberón, ni con el chupete… Ya no sólo por las caries sino también por las deformidades de boca que provocan.

3º Si puedes pasa una gasita por los dientes. después de las tomas de biberón,. a partir de que erupcionen los primeros dientes.

4º En cuanto un bebé es capaz de beber en vaso, deberíamos dejar de darle el biberón, ya que todo el líquido que tome con una tetina permanecerá más tiempo en la dentina y por lo tanto puede producir caries.

También te puede interesar

4 comentarios

Minerva 30 septiembre, 2019 - 9:53

Cuanto aprendemos siempre contigo, Gracias por tu dedicación…

Reply
Teresa 6 octubre, 2019 - 12:14

El aprendizaje es mutuo… y puedo obtenerlo gracias a vuestro interes.
Un abrazo

Reply
Silvia 26 agosto, 2019 - 15:27

Muy interesante este artículo, y no solo por el cepillado de dientes, si no por el abuso de azúcar oculto en alimentación infantil y ultraprocesados. Gracias por hacernos reflexionar. Saludos.

Reply
Teresa 29 agosto, 2019 - 11:41

Muchas gracias a ti, por tu reconocimiento.
Un saludo

Reply

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos en este sitio web.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Suponemos que estás de acuerdo con esto, pero en caso contrario, puedes salir si lo deseas. Acepto Leer más

UA-75590074-1